Campaña “Uso seguro de las redes eléctricas”


 

Cifras dramáticas


La campaña mantiene su llamado inicial: la energía por sí misma no es peligrosa, pero sí lo es intervenir cualquier elemento de la infraestructura eléctrica cuando no se está preparado para este ello. Sólo un experto puede hacerlo, sin poner en peligro su vida y la de quienes lo rodean.

En Colombia, la manipulación indebida de la infraestructura eléctrica afecta en mayor grado a los usuarios de bajos ingresos, y más a los hombres que a las mujeres, provocando amputaciones entre el 45 y el 71 por ciento de los casos. De acuerdo con las estadísticas del Hospital Universitario de San Vicente Fundación con su Sala de Quemados, entre el 10 y el 15 por ciento de sus pacientes ingresa con quemaduras por electricidad, lesiones que en muchos casos los obligan a permanecer internados durante varios meses.

Campaña “Uso seguro de las redes eléctricas”Lo más lamentable es que los grandes damnificados son los niños, que no miden las consecuencias de sus actos ni los gravísimos daños que pueden ocasionar los elementos eléctricos. Tocar cables “pelados” o descubiertos, morder alambres de aparatos electrodomésticos, jugar junto a postes, redes o árboles que estén muy cerca de la infraestructura eléctrica, son las causas más frecuentes de accidentes entre los niños. En los adultos, las quemaduras de bajo voltaje se originan en cortocircuitos por la inadecuada manipulación de cables domésticos o por instalaciones fraudulentas.

Todas estas prácticas irregulares tristemente han provocado la amputación de piernas, brazos y dedos; injertos por quemaduras profundas en todo el cuerpo; daño en los nervios de la mano con pérdida de movilidad; quemaduras en la boca y en la cara; trauma craneal; lesión medular

con afectación de la sensibilidad y del movimiento de la cintura hacia abajo; pérdida de la capacidad auditiva o de la visión, y en varios casos la muerte.

Para no sufrir lesiones como estas, que pueden cambiar de manera dramática la vida de cientos de familias, EPM recomienda a sus usuarios tener siempre presentes las siguientes precauciones:

  • Evitar reparar en el hogar electrodomésticos, conexiones, breques, redes u otro tipo de elementos eléctricos.
  • Tomar las medidas de protección necesarias cuando se trabaje cerca de conexiones o de redes de energía eléctrica.
  • Por ningún motivo intervenir las redes de manera ilegal.
  • Evitar que los niños jueguen junto a redes e instalaciones de energía, o con objetos que hagan parte de la infraestructura eléctrica.
  • Avisar a la Línea Gratuita de Atención al Cliente de EPM 44 44 115 cuando haya redes, cables o infraestructura eléctrica en mal estado, que pueda representar algún riesgo para la comunidad (además está la línea 01 8000 415 115 para el resto de municipios atendidos por EPM).

Más Noticias

Hacemos parte de la Red de Alta Complejidad de San Vicente Fundación