Boletín de prensa: Consumo de medicamentos naturales

medicamentos naturales

El consumo de medicamentos naturales para el tratamiento de enfermedades y la toxicidad potencial que puede presentar dependiendo de diversos factores

Las plantas medicinales se han convertido en una alternativa cada vez más usada para el tratamiento de numerosas patologías y su empleo goza de una gran aceptación entre el público en general, la Organización Mundial de la Salud reconoce el valor terapéutico de las plantas y las acepta como una elección de gran utilidad.

El 30% de los fármacos se obtienen directa o indirectamente de las plantas y el 80% de la población mundial accede a los tratamientos herbales como recurso principal de atención.

La gran popularidad que ha alcanzado la prescripción de extractos vegetales y la fitoterapia, se basa entre otros, en la creencia que los productos herbales son necesariamente “seguros” por ser de origen “natural”, y que no presentan interacciones con los medicamentos, y a diferencia de éstos últimos, su consumo no representa riesgo alguno para la salud ya que están desprovistos de toda toxicidad.

Cuando se consumen plantas o medicamentos de origen natural para el tratamiento de enfermedades, la toxicidad potencial depende de varios factores:

  1. La dosis y duración del uso, que determinan el grado de exposición: la gran mayoría de los medicamentos “naturales” se basan en evidencia empírica, dosis aproximadas y en general, multiplicidad de aplicaciones terapéuticas.
  2. La susceptibilidad individual en cuanto a los efectos tóxicos: las reacciones de hipersensibilidad y la existencia de enfermedades de base en especial de tipo hepático o renal.
  3. Estados concomitantes: Algunos estados pueden favorecer la toxicidad por plantas, que bajo otras condiciones resultarían seguras, como por ejemplo durante el embarazo.
  4. Reacciones de hipersensibilidad: La sensibilidad de la piel, el tracto gastrointestinal y el genitourinario debido a la presencia de condiciones o enfermedades pre-existentes, hacen más vulnerable estos tejidos.
  5. Alteraciones en la absorción de medicamentos: Pueden ocurrir debido al alto contenido de fibra de ciertos vegetales, o de alcaloides y minerales.
  6. Interacciones: El consumo concomitante de preparados naturales con otros medicamentos debe tenerse en cuenta por los efectos secundarios que se producen. Presentamos algunos ejemplos:
  • Ajo. Se le han encontrado múltiples propiedades terapéuticas, entre las que se destacan la actividad fibrinolítica, inhibición de la agregación plaquetaria, efecto hipoglicemiante, acción antibiótica, efecto normolipemiante, acción antineoplásica y hepatoprotectora . Sin embargo el consumo de ajo en cantidad elevada puede resultar peligroso para la salud al favorecer la aparición de complicaciones. La actividad antitrombótica del ajo puede potenciar otros agentes similares tales como el ácido acetilsalicílico y propiciar la aparición de sangrado postquirúrgico.
  •  

  • El Ginseng se ha utilizado como estimulante, diurético, tónico estomacal y coadyuvante para el tratamiento de la diabetes. Se afirma que mejora la concentración, la resistencia al estrés. Se han descrito algunas interacciones medicamentosas como la elevación de los niveles de digoxina y la pérdida de la eficacia de la warfarina.
  •  

  • Ginkgo Biloba. Se indica en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer, en la demencia multinfarto y en el tratamiento del vértigo. Está adecuadamente documentado que el Ginkgo potencia las acciones anticoagulantes de la aspirina y de la warfarina, por lo que debe evitarse su empleo combinado y se recomienda que el consumo de este extracto se descontinúe por lo menos una semana antes de cualquier intervención quirúrgica.
  •  

  • Valeriana. Se emplea como sedante, hipnótico y anticonvulsivante entre otros. Popularmente se usa como antisudoral, carminativo, ansiolítico, saborizante, en el tratamiento de fatiga, mareo. La valeriana no debe ser empleada durante periodos superiores a tres semanas, ya que sus principios activos causan dependencia.

 

Conozca más sobre este tema en nuestro blog de salud.

 

Más Noticias

Hacemos parte de la Red de Alta Complejidad de San Vicente Fundación