Alerta y preocupación por nuestros niños debido al colapso de las urgencias infantiles del hospital

hospital-infantil-svf

Medellín, 3 de marzo de 2016

  • El Hospital Infantil de San Vicente Fundación hace un llamado de urgencia a la opinión pública debido al colapso de su servicio de urgencias que se acerca al 500% de ocupación, porcentaje que tiende a incrementar y que tiene un alto riesgo de afectar a la población infantil de la ciudad y de los municipios vecinos.
  • Entre las causas principales del colapso de nuestras urgencias infantiles se pueden identificar algunas como:

-Falta de acceso de los pacientes a la atención primaria en salud lo que conlleva a que los pacientes no reciban la atención adecuada en los niveles de más baja complejidad y deban consultar a hospitales de alta complejidad.

-Regulación de los pacientes en otras instituciones dependiendo su seguridad social (la EPS a la que están afiliados) y no por la gravedad de su enfermedad.

-Remisiones sin regular de parte de instituciones de la ciudad, de otros municipios o departamentos, que no regulan adecuadamente a los pacientes y sin saber si hay capacidad o no para prestarle la atención los envían a nuestra Institución.

-La no autorización o la inoportunidad en la autorización de medicamentos y procedimientos a niños con enfermedades crónicas como epilepsia, diabetes, cáncer, VIH y otros que llegan a nuestras puertas con recaídas por falta de continuidad en el tratamiento.

-La ausencia de planes de contingencia ante situaciones como el paro de trabajadores en algunas instituciones públicas del Valle de Aburrá que terminan derivando pacientes a nuestra Institución.

-Ausencia de una red completa de aseguradores para la atención de sus afiliados.

-La falta de confianza de los padres de familia en instituciones de otros niveles de complejidad, lo que hace que lleguen aquí porque saben que los atenderá un pediatra y porque han perdido la confianza en los primeros niveles de complejidad a raíz de experiencias pasadas.

Compartimos en este comunicado algunos datos de contexto para el entendimiento de la magnitud de la problemática actual por la que pasa nuestro servicio de urgencias infantiles.

Las urgencias del Hospital Infantil tienen una capacidad instalada de 12 cubículos que cuentan a su vez con 3 médicos pediatras en el día y 2 en la noche, además de 2 jefes de enfermería y 8 auxiliares, y con la disponibilidad las 24 horas de especialidades como: ortopedia, cirugía infantil,; anestesia, neurocirugía y radiología.

En 2015 atendimos 29.762 urgencias infantiles de las cuales un 60% correspondían a atenciones de baja complejidad, lo que se puede evidenciar en las primeras causas de atención en urgencias que tuvimos durante el año pasado: fiebre, diarrea y gastroenteritis, resfriado común, bronquiolitis, otitis media, entre otras.

Complementando el dato anterior se puede decir que el 20% de la ocupación total del Hospital Infantil corresponde a pacientes que pueden ser atendidos en otros niveles de complejidad y que al estar aquí limitan el ingreso de pacientes más complejos que necesitan de este nivel de atención por la gravedad de su condición.

Tendencia consulta de urgencias pediátricas 2015-2016

 

tendencia-consulta

Colapso:

En el servicio de urgencias infantiles estamos atendiendo 5 veces de lo que podríamos atender según nuestra capacidad instalada. Un ejemplo de esto es que cada día amanecen hasta 70 niños con acompañantes, ocupando más allá de los 12 cubículos que tenemos disponibles para su atención, lo que nos ha llevado a habilitar otros espacios como sillas y camillas a lo largo del pasillo con el fin de permitir el acceso a la comunidad a los servicios de salud y de cumplir con la normatividad actual exigida por el Ministerio de Salud y Protección Social en el marco de la Ley Estatutaria.

De los 70 niños que amanecen cada día en nuestras urgencias a causa del colapso y de una crítica situación en el sector salud, el 70% son niños que tienen orden de hospitalización y deben permanecer en el corredor esperando una cama hospitalaria, que muchas veces es de un segundo nivel de complejidad y no de un tercero como el del Hospital.

Además de sus problemáticas de salud los niños que atendemos en el Hospital, 60% de ellos pertenecientes al régimen subsidiado están expuestos a otras problemáticas sociales que el Hospital, manteniendo su liderazgo y su compromiso con una atención humanizada soporta desde el área de Trabajo Social. Un ejemplo de esto es que para enero de 2016 el 71% de los niños que se quedaron hospitalizados luego de acudir a las urgencias, presentaron algún tipo de novedad de aseguramiento, multiafiliación o trámites pendientes desde antes del ingreso.

Tendencia ocupación- servicio de urgencias pediátricas 2015-2016

 tendencia-ocupación

Consecuencias del colapso de las urgencias

Actualmente y dada la situación en los altos niveles de complejidad no existiría la posibilidad de expandir nuestra capacidad para atender un emergencia en la ciudad.

Para nuestra Institución el colapso de las urgencias se traduce en que teniendo en cuenta los recursos disponibles debamos reforzar el área de urgencias infantil con personal de otras áreas del Hospital, que quedan en desbalance, es decir lo que alivia un poco por un lado afecta por otro.

Por último y uno de los temas que más preocupa a nuestro personal es que finalizando el mes de marzo e iniciando abril se presenta el brote epidémico de bronquiolitis que de seguir así la ocupación en el servicio de urgencias limitaría definitivamente nuestro accionar.

Las directivas y el personal de urgencias del Hospital han agotado todas las instancias necesarias para dar solución a esta problemática desde diferentes perspectivas pero sin soluciones concretas para atender oportunamente y de manera segura a la población infantil de la ciudad.

Siendo responsables como Institución Hospitalaria al servicio de la comunidad proponemos algunas soluciones que las autoridades de salud municipal y departamental podrían adoptar para asegurar la atención en salud en la población infantil del departamento:

  • Plan de choque para abordar la crisis a corto plazo que permita la redistribución de los pacientes a los niveles de complejidad adecuados, y que cuente con el acompañamiento y la auditoría de las autoridades de salud.
  • Mejorar y agilizar el acceso a la comunidad a la atención primaria (AIEPI) las 24 horas del día.
  • Establecer programas de AIEPI (Atención Integrada a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia), en todos los servicios de atención primaria de la ciudad que cuenten con el aumento del personal de salud y la infraestructura física y tecnológica para dar respuesta a la demanda.
  • Aumentar el número de médicos pediatras en los niveles de complejidad intermedias.
  • Desarrollar guías unificadas para la atención de los problemas de salud en niños más frecuentes como: diarrea, bronquiolitis, resfriados, entre otros.
  • Protocolizar guías de evaluación, estabilización y remisión de pacientes a niveles de complejidad superior.
  • Fortalecer las campañas de comunicación y educación con la comunidad para que conozca sus sitios de atención y el uso adecuado de los servicios de urgencias.

Más Noticias

Hacemos parte de la Red de Alta Complejidad de San Vicente Fundación